Esta zorra tiene dinero, un cuerpazo con unos enormes pechos y todas las ganas de comerse una tranca cuando llega el nuevo empleado que ha enviado su esposo que se encuentra de viaje lejos de casa para que se encargue de hacer algunas cosas en la casa, y parece que las hará. pero directamente sobre el cuerpo de esta guarra. Es que la tía comienza a seducirle y nadie puede detenerse en ese cuerpazo cuando comienza a mamarla, y luego a pedir suavemente que la penetren. Y lo mejor de la tetona es que como agradecimiento le pide al tío que le arroje toda su leche encima.