Tristan Kingsley es mesera de profesión, aunque en realidad lo que mejor sabe hacer esta guarra zorra es comerse todas las pollas de los clientes como podemos observar en este espectacular video en el que llega un tío polludo que ve como en apenas unos minutos toda su verga está metida hasta el final de la garganta de esta zorra. Luego Tristan Kingsley le pide al tío que le coma todo el coño antes de penetrarla, y no pasa mucho tiempo hasta que la muy puta es follada en varias posiciones antes de que regrese su jefe.