Tonteo inocente que acaba en profesor y alumna follando

El sueño de cualquier profesor de gimnasia es que un día, por casualidad te quedes solo en la clase con una de tus impresionantes alumnas de tetas enormes y melena rubia. Una de las protagonistas de tus mejores sueños eróticos, esa con la que tantas veces has deseado poder desabrocharle el sujetador para chuparle los pezones en punta y bajar hasta su chocho depilado y suave, para ponerla tan cachonda que se eche como una loba directa a tu pollón empalmado y se trague toda la corrida antes de seguir con su agujero anal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *