Está demostrado que las putas de la carretera son expertas mamando pollas. Las gitanas rumanas follan como diosas, se dejan coger del pelo , echarle el semen en la cara y meterles la polla