No hay nada como el verano para ponerte cachondo, las mujeres con poca ropa, las tetas asomando por los bikinis y los vecinos mirando a todas horas hacia tu piscina para disfrutar de esos