Este tío puede no ser el mejor médico del hospital en el que se encuentra atendiendo, pero si hay algo que tiene muy bien afinado es el ojo y los dedos para detectar cuando