La zorra de mi madre contrató a un prostituto mulato para saciar su falta de apetito sexual y nada más entrar en la habitación, mi madre ya estaba desnuda con sus grandes tetas y