Kandi Hart es una jovencita muy inocente que tiene un cuerpazo que disfruta al máximo cada vez que sus padres se van de casa, y es que la zorra no solo se pone lencería