Poder disfrutar de una follamiga en condiciones es lo mejor que puedes experimentar. Cuando vives solo y estás cachondo lo primero que miras son los números de teléfono que tienes grabados en la agenda