A Naomi Rusell la contratan para grabar su trasero redondo catalogado como uno los más perfectos de porno actual. Esta mujer descomunal con curvas de infarto, tiene que mostrar su trasero con un movimiento