Ir a la biblioteca puede ser algo aburrido, aunque cuando pensamos en la posibilidad de encontrarnos a una bibliotecaria como Carrie Brooks eso cambia para siempre, y es que vemos a este afortunado que