Todo los matrimonios deberían saber separar el sexo del amor, no tener tanto prejuicio y sin faltarse nunca al respeto contarse fantasías y llevarlas a cabo. Esta pareja fantaseaba con montarse un trio con una joven mulata que le gustase tanto los hombres como las mujeres. Todo un pelotazo para el marido que complaciendo a su mujer se dio un homenaje que nunca olvidará.