Al pensar en actrices porno norteamericanas rubias, podemos ver que Mia Malkova es una auténtica joya, y es que la muchacha no solamente es un ángel de rostro, sino que en la cama se transforma en un demonio que gusta de llevarse hasta el fondo de la garganta cualquier polla grande que se le aparezca. Este tío ha tenido muchas novias pero sabe que ninguna es tan buena como Mia Malkova, una puta que quiere follar todo el día como hoy, y que cuando logra su placer, se pone a mamarla de nuevo hasta conseguir que le echen toda la leche en la boca.