Madura le hace una paja a su hijo

Los incestos de madre e hijo son mucho más comunes de lo que podemos llegar a esperar, sobre todo cuando un adolescente se está echando una paja en su cuarto sin que nadie lo vea, justo en el momento en el que entra allí su madre, quien al verle que está haciendo mal las cosas no duda ni un segundo en ponerse al lado suyo, y cuando ve el enorme tamaño de esa polla no se resiste a manosearla de un lado hacia otro hasta que se llene de leche y se termine corriendo en su cama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *