Esta rusa me vuelve loco, parece mentira que tenga ni más ni menos que 35 años. Tiene un cuerpo que perfectamente podría pasar por una chica de 20 años, no se como lo hará, pero Lilu Moon es una reliquia que no debería jamás abandonar el porno.