Una cosa es pensar en mujeres maduras tetonas y otra muy distinta en las zorras de Ines Cudna y Ewa Sonnet, dos muchachas a las que podemos ver con unos pechos realmente gigantescos, dos pares de tetas que serían la delicia de cualquier tío que consiga seducirlas y follarlas luego de pasarles la lengua por ellas un buen rato. Ines Cudna y Ewa Sonnet no llegan a desnudarse pero no hace falta, pues con semejantes pechos podemos ver que ambas tienen todo lo necesario para que cualquier afortunado chaval quiera penetrarlas hasta el final del coño.