La protagonista de este video porno casero, estaba preparada para la gran sorpresa que le preparaban sus mejores amigas. Lo que no se imaginaba es que llevaban tiempo practicando sexo lésbico entre ellas para ofrecerle a su amiga una noche inigualable. Después de una cena tranquila acompañada de un buen vino y varios mojitos llevaron a la amiga al hotel donde se alojaría en su noche de bodas y disfrutaron las tres como auténticas lesbianas haciendo toda clase de posturas.