Ada Costa es una zorra amante de las pollas enormes, y por supuesto que si hablamos de pollas enormes entonces lo hacemos en muchos casos de algunos de los negros mandingos como este afortunado que aún no puede creer lo profunda que es la garganta de esta guarra y como le gusta tener toda su verga metida hasta el fondo. Ada Costa luego se deja penetrar mientras podemos ver sus enormes pechos, y queda claro que a esta zorra le encanta sentir toda la tranca mientras la mama, sobre todo cuando sabe que pronto le quedará la boca llena de la leche de su amante.